Crear y transformar es la esencia de Credo. Nos gusta vestirnos con prendas que nos identifican y muestran quienes somos, nos gusta cantar nuestras canciones porque expresan lo que sentimos, nos gusta modificar nuestros fierros porque es la forma de rodar con una sonrisa de principio a final del viaje.

Un nuevo diseño nos hace sentir que algo nuestro perdurará para siempre, porque las ideas trascienden a las personas, crear nos hace inmortales.